Noticias

Acelerar acciones de atención efectiva a sobrevivientes de violencia sexual en el marco del conflicto armado, acceso a la justicia y a la garantía de no repetición, es urgente

25 Mayo 2021

25 de mayo - Día Nacional por la Dignidad de las Mujeres Víctimas de Violencia Sexual en el Marco del Conflicto Armado Interno

 

Bogotá, mayo 25 de 2021. La violencia sexual padecida por las mujeres en el conflicto armado muchas veces ha sido considerada por los perpetradores como una táctica de guerra para hacerle daño al enemigo. El acoso y la esclavitud sexual, el aborto forzado, la esterilización forzada, la tortura sexual, entre otros, continúan siendo usados para apropiarse de los cuerpos y mantener un control poblacional, especialmente sobre las niñas, adolescentes y mujeres jóvenes.[1]Estas prácticas que vulneran los derechos humanos deben detenerse ya.

 

En Colombia, las cifras sobre violencia sexual en este contexto tienen un importante subregistro que no refleja con exactitud su impacto sobre la vida, el cuerpo y la salud de las mujeres, adolescentes y niñas. Al 30 de abril de 2021, la Unidad para la Atención y Reparación Integral de las Víctimas registra 31.086[2] mujeres víctimas de violencia sexual en el conflicto. De ellas, se registra que el 78% son mujeres entre los 29 y 60 años; de manera particular se identificaron 187 víctimas entre los 6 y 11 años, y 491 entre los 12 y 17 años.

 

Las mujeres indígenas y afrodescendientes son gravemente afectadas, pues adicionalmente sufren de discriminaciones por raza, etnia y sexo.[3]En el país, el 26% de mujeres víctimas de esta violencia registra una pertenencia étnica: 20% son negras, afrodescendientes, raizales o palenqueras, y el 6% son indígenas.

 

Por otra parte, en el conflicto armado, las mujeres con discapacidad son más susceptibles de sufrir violencias, abusos y tratos denigrantes, dado que tradicionalmente son consideradas una población en situación de vulnerabilidad y marginalidad.[4]Según el Registro Único de Víctimas, a corte 30 de abril del 2021, se han registrado 3.210 mujeres con discapacidad víctimas de violencia sexual en este contexto.

 

De acuerdo al trabajo territorial realizado por el equipo de respuesta humanitaria del UNFPA, este tipo de violencia muestra niveles altos de ocurrencia en las fronteras; por ejemplo, la situación en Norte de Santander con respecto a la violencia sexual y feminicida, es crítica. Entre abril y mayo de 2021 se registraron ocho (8) feminicidios, así como diversas manifestaciones de este tipo de violencia contra más de 15 mujeres.[5]Esta región ha sido históricamente afectada por el conflicto armado y lamentablemente, existe una victimización acentuada de las mujeres, dado que los grupos armados las consideran como arma de guerra. El observatorio de asuntos de género de Norte de Santander registró para el año 2020, 247 casos de violencia sexual, de los cuales el 96% eran mujeres.

 

En el marco de este día de conmemoración, y dada la crítica situación de violencia en contra de las mujeres, el Fondo de Población de las Naciones Unidas - UNFPA -, hace un llamado para aunar esfuerzos con el fin de acelerar acciones de atención efectiva a las sobrevivientes, acceso a la justicia y la garantía de la no repetición de estos hechos que han vulnerado los derechos humanos de miles de mujeres, adolescentes y niñas en el país. Continuaremos acompañando al nivel territorial, desarrollando acciones de prevención y respuesta, así como haciendo visibles las necesidades y llamados de la comunidad y las mujeres afectadas por este flagelo.