Noticias

5.1 billones de pesos fue el costo para Colombia de no prevenir el embarazo en la niñez y la adolescencia en 2018

28 Octubre 2020
  • Datos del estudio MILENA que estima las consecuencias socioeconómicas del embarazo adolescente en el país, realizado por el Fondo de Población de las Naciones Unidas – UNFPA en Colombia.

Bogotá D.C., octubre 28 de 2020. En 2018, el costo para Colombia de no prevenir el embarazo en la niñez y la adolescencia se estimó en más de 5.1 billones de pesos, correspondiente a lo que mujeres que tuvieron un hijo/a en la adolescencia dejan de generar por sus oportunidades perdidas.

Estos son algunos de los resultados del estudio MILENA, una metodología aplicada por primera vez en Colombia, que detalla y cuantifica las diferencias entre las mujeres que tuvieron hijos/as durante la adolescencia frente a aquellas que postergaron la maternidad para la edad adulta joven, en relación con participación laboral, ingresos, educación, el gasto del país por la atención del embarazo y el parto en niñas y adolescentes, y el costo para el Estado en términos fiscales.

El estudio evidencia los costos del embarazo en la adolescencia y la participación laboral de las mujeres que tuvieron un hijo/a durante la adolescencia (32,37%) frente a las que postergaron la maternidad (30,82%). Además, el desempleo para quienes tuvieron un hijo/a en la adolescencia 16,5%, frente a quienes postergaron su maternidad, 11,9%. Un equivalente a 1,1 billones de pesos que las mujeres con un hijo/a en la adolescencia dejaron de recibir por su menor participación laboral. Además, las mujeres que tuvieron un hijo/a en la adolescencia recibieron 23,5% menos ingresos ($7.963.812 promedio) frente a las mujeres que postergaron su maternidad ($10.404.744 promedio). Esto equivale a 3,6 billones de pesos, por la brecha de ingresos entre estos dos grupos.

 

Los ingresos entre las mujeres dependen de su nivel educativo, las que alcanzan un posgrado tienen un ingreso 7.3 veces mayor frente a quienes cuentan con educación primaria. Así, se estimó que la pérdida de ingresos en 2018 a causa del abandono escolar asociado al embarazo adolescente y de la menor capacidad de generar ingresos más altos fue de 2,2 billones de pesos colombianos.

En 2018 murieron en Colombia 82 niñas y adolescentes entre 10 y 19 años por causas relacionadas con el embarazo, el parto y el posparto, esto equivale a 4991 años de vida potencial perdidos por muertes maternas prevenibles en adolescentes. El estudio, además encontró que el gasto del sistema de salud en ese año, por la asistencia en salud de niñas y adolescentes durante su embarazo, parto y posparto, solo en el régimen contributivo superó los 12 mil millones de pesos.

En relación con el impacto fiscal, más de 2 millones y medio de mujeres entre 20 y 29 años, que tuvieron su primera hija/o en la adolescencia, dejaron de devengar 5.1 billones de pesos. Un déficit significativo a causa de la inactividad laboral y el desempleo. Esto corresponde al 0.56% del Producto Interno Bruto del país. Además, por esta razón, Colombia dejó de recibir por el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y el impuesto a la Renta Personal (IRP), más de 179 mil millones de pesos.

 

Frente a esta realidad se requiere una respuesta urgente y contundente que garantice derechos y oportunidades para todas las niñas y adolescentes, y así, impactar la fecundidad en la niñez y la adolescencia, meta trazada por el país dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible - ODS.