Salud Materna

UNFPA promueve que cada embarazo sea deseado y cada parto seguro.

En esta línea misional, el Programa de cooperación con Colombia promueve el mejoramiento de la calidad de la atención del embarazo, el parto y el posparto en la red de prestadores públicos y privados, mediante el fortalecimiento de las capacidades institucionales de los servicios obstétricos y de salud sexual y reproductiva.

Las estrategias de cooperación del UNFPA se orientan a:

UNFPA promueve que cada embarazo sea deseado y cada parto seguro.

En esta línea misional, el Programa de cooperación con Colombia promueve el mejoramiento de la calidad de la atención del embarazo, el parto y el posparto en la red de prestadores públicos y privados, mediante el fortalecimiento de las capacidades institucionales de los servicios obstétricos y de salud sexual y reproductiva.

Las estrategias de cooperación del UNFPA se orientan a:

  • Apoyar el desarrollo de metodologías para capacitar y actualizar los recursos humanos de los servicios de salud que cuentan con atención obstétrica, y los servicios de urgencias, para brindar una atención integral, oportuna y de calidad a la gestante y al recién nacido.
  • Impulsar la divulgación de modelos exitosos de atención a nivel local, de manera que las entidades territoriales de salud garanticen el aumento de las coberturas de atención, y las metas de reducción de la morbilidad y la mortalidad materna.
  • Fortalecer los sistemas de vigilancia de la salud materna.
  • Promover la movilización social en torno a los derechos sexuales y reproductivos, y el fortalecimiento de redes sociales por la salud materna.
  • Fomentar el acceso y uso de métodos anticonceptivos modernos.

El Objetivo de Desarrollo del Milenio No. 5 plantea como meta reducir la muerte materna en un 75% a nivel mundial. En Colombia, la muerte materna es de 68.82 muertes por 100.000 nacidos vivos (DANE 2011), una tasa elevada para el nivel de desarrollo del país. Siendo la meta nacional alcanzar una tasa de 49 por 100.000 nacidos vivos para el 2015, el UNFPA dedica grandes esfuerzos en mantener vigente en la agenda política este compromiso, sobre todo por parte de los actores del Sistema General de Seguridad Social en Salud (SGSSS).

Prevención de la mortalidad materna

El 98% de las muertes de mujeres gestantes es evitable.

Al respecto, el UNFPA coopera con el Ministerio de Salud y Protección Social, para la validación y la adopción de una serie de metodologías y estrategias para la reducción de la morbilidad y mortalidad materna y neonatal, y para el manejo del embarazo en menores de 15 años. Una de los más importantes instrumentos lo es el Modelo de vigilancia de la morbilidad materna extrema, una metodología novedosa y efectiva en la identificación y respuestas a las fallas relacionadas con la atención oportuna a las gestantes en los servicios de salud.

El modelo permite entender las causas y las condiciones en las cuales las gestantes se enferman, para lograr diseñar intervenciones efectivas y oportunas, que reduzcan los casos de muerte. Es un instrumento para el mejoramiento continuo de la calidad de los servicios de atención materna, y una herramienta de capacitación para todos los actores del Sistema General de Seguridad Social en Salud (SGSSS), responsables de la atención materna.

Para el 2013 se alcanzó una cobertura del Modelo de Vigilancia de la Morbilidad Materna Extrema en el 95% de las Direcciones Territoriales de Salud (DTS) del país y se terminó el pilotaje del Modelo de Vigilancia de Mortalidad Neonatal Extrema en 10 Instituciones Prestadoras de Servicios (IPS) de 6 DTS. 2046 profesionales de la salud han sido capacitados en la aplicación de dichas estrategias a nivel nacional. Para los dos territorios focalizados por el Programa de país del UNFPA, han sido formados 500 agentes comunitarios, en el caso de Nariño, y 90 funcionarios del sector salud y 190 mujeres como agentes comunitarios, en el Meta.

Gracias a estos esfuerzos, se evidencia una mayor capacidad en las instituciones de salud para analizar los datos sobre morbilidad y mortalidad materna, que se constata a través de los Comités de Vigilancia Epidemiológica Nacionales, al incrementarse el número de casos de morbilidad materna extrema reportados y analizados, con sus respectivos planes de mejoramiento institucionales. El Modelo de Seguridad Clínica, en adición, permitirá a las instituciones de salud la implementación de prácticas y herramientas de monitoreo para mejorar la calidad de la atención materna a través de la verificación de los insumos y recursos necesarios.

Adicionalmente, se han elaborado los siguientes instrumentos: el Modelo de gestión de la calidad para la atención de la emergencia obstétrica, Seis Diagramas de Flujo para los eventos de Emergencia Obstétrica y el Protocolo de Atención Pre-concepcional, y fueron adelantadas tres investigaciones cuyas recomendaciones permitirán al país decidir sobre la pertinencia y efectividad de las acciones actuales y definir las más pertinentes para lograr la reducción de los indicadores de mortalidad materna.

Han sido validados, además, sendos protocolos de atención para otros eventos críticos que aportan a la mortalidad materna como el de Atención del embarazo en menores de 15 años, y el de Prevención del aborto inseguro.

A propósito del aborto inseguro, el UNFPA ha acompañado al Ministerio de Salud en el desarrollo de instrumentos técnicos para la realización de la interrupción voluntaria del embarazo (IVE) en los tres casos autorizados por la Corte Constitucional (Sentencia 355 del 2006), de acuerdo a los estándares internacionales de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Se definieron acciones, responsabilidades y rutas de atención tanto para el sector salud como para los sectores de educación, protección, justicia y seguridad, con el objeto de generar capacidades para una respuesta intersectorial y oportuna a las mujeres amparadas por la sentencia.

La combinación de las anteriores estrategias fortalece la capacidad institucional en la oferta de servicios de calidad y permite avanzar hacia el logro de las metas previstas en el Objetivo de Desarrollo del Milenio No. 5: mejorar la salud materna y garantizar el acceso universal a la salud sexual y reproductiva.

Consulte las publicaciones relevantes: