Noticias

Día Internacional de las Personas Mayores: sin dejar a nadie atrás.

1 Octubre 2014

En la celebración No. 24 del Día Internacional de las Personas Mayores, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), se une a la celebración mundial de la longevidad y reconoce las contribuciones que las personas mayores hacen a sus familias, comunidades y sociedades. Celebramos el hecho de que más personas están viviendo vidas más largas y más saludables. Esto se debe a las mejoras en la nutrición, el saneamiento, la ciencia médica, la asistencia sanitaria, la educación y el bienestar económico.

El envejecimiento poblacional es un triunfo de desarrollo. El apoyo a la plena participación de las personas mayores trae enormes beneficios a todas las generaciones. Las oportunidades para nuevas conquistas sociales y económicas son tan infinitas como los aportes que una población de adultos mayores activos y saludables puede hacer a la sociedad.

El tema de este año refleja el principio rector del Secretario General de las Naciones Unidas: sin dejar a nadie atrás, promoviendo una sociedad para todos. Con cerca de 12% de la población mundial con 60 años o más, dejar a las personas de edad atrás no es una opción.

Las necesidades y los derechos de las personas mayores y los problemas de envejecimiento de la población, deben ser incluidos en la agenda de desarrollo post- 2015. Para el 2030, habrá más personas mayores de 60 años que niños menores de 10 años. En 2050, la población mundial de personas mayores será de 2 mil millones.

No dejar a nadie atrás significa reducir las desigualdades y garantizar el acceso universal a los servicios sociales y a la protección social. Garantizar la igualdad de acceso a todas las poblaciones, tanto jóvenes como mayores, a la educación, los ingresos, la salud y los servicios sociales básicos permite a las personas vivir dignamente en el presente y ahorrar para el futuro.

UNFPA se compromete a trabajar con los Estados Miembros de las Naciones Unidas, el sistema de las Naciones Unidas y la sociedad civil para asegurar que las personas mayores no se queden atrás y puedan disfrutar de la salud, el aprendizaje permanente y el bienestar a lo largo de su vida. Estamos trabajando para incluir cuestiones relativas al envejecimiento en la agenda de desarrollo posterior a 2015, en los marcos nacionales de desarrollo y en las estrategias de reducción de la pobreza, y para asegurar que las voces de las personas de edad sean escuchadas.