Comunicado de prensa

UNFPA se suma al Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres

25 Noviembre 2019

Bogotá, noviembre 25 de 2019. “Al conmemorar el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres y lanzar los 16 Días de Activismo contra la Violencia de Género, debemos levantarnos, hablar y actuar juntos contra la violación y todas las formas de violencia contra las mujeres y niñas”, aseguró Natalia Kanem, Directora Ejecutiva del Fondo de Población de las Naciones Unidas - UNFPA -. Se estima que 15 millones de adolescentes en todo el mundo se han visto obligadas a tener relaciones sexuales, pero solo alrededor de 1 de cada 100 buscará ayuda.

El delito de violación es una grave violación de los derechos humanos, pero sigue siendo generalizado en todo el mundo. La violencia sexual es una epidemia que se incrementa en tiempos de conflicto y durante emergencias, una vez que el estado de derecho y los sistemas de justicia penal colapsan y, con demasiada frecuencia, la violación es utilizada como arma de guerra.

En Colombia, el 30% de los casos registrados de violencia por razones de género constituyen violencia sexual, siendo las mujeres y niñas menores de 18 años las más vulneradas. Por ejemplo, en 2018 más de 11.000 niñas entre los 11 y los 15 años fueron violadas[1], y estas son solo cifras indicativas debido al sub-registro.

Las sobrevivientes necesitan apoyo a corto, mediano y largo plazo para sanar, reintegrarse a sus comunidades y reconstruir sus vidas, desde el manejo clínico de la violación y el trauma físico hasta el tratamiento de problemas de salud mental y estigma social.

Se debe trabajar hacia un mundo donde las mujeres y las niñas puedan vivir en libertad e igualdad. Es necesario contrarrestar la misoginia y las desigualdades subyacentes que conducen a una cultura de impunidad para los perpetradores. Y proporcionar atención centrada en las sobrevivientes, porque sus heridas son las más difíciles de sanar.

En la Cumbre de Nairobi sobre la CIPD25, poner fin a la violencia de género y las prácticas nocivas fue una de las principales prioridades entre los más de 1250 compromisos en apoyo de los programas de salud sexual y reproductiva e igualdad de género.

Hoy, una vez más, se debe recordar el compromiso urgente que todas y todos necesitamos asumir para construir un futuro libre de violencia sexual y de género.

¡Juntas y juntos, detengamos la violación ya!

 

[1] Sivigila 2018.