Comunicado de prensa

UNFPA presenta: El Poder de Decidir: derechos reproductivos y transición demográfica

17 Octubre 2018

El Fondo de Población de las Naciones Unidas presenta el informe del Estado de la Población Mundial 2018 “El Poder de Decidir: derechos reproductivos y transición demográfica”

 

En los próximos decenios, el poder de decidir el número, el momento y el espaciamiento de los embarazos impulsará el progreso económico y social en todo el mundo.

 

Bogotá, 17 de octubre de 2018. UNFPA Colombia presenta el Informe del Estado de la Población Mundial 2018 con información sobre el comportamiento de la fecundidad, el derecho de las personas a decidir con autonomía sobre su sexualidad y reproducción, y el impacto que esto tiene en la dinámica de población y el desarrollo económico y social de los países.

 

“El Poder de Decidir: derechos reproductivos y transición demográfica” es el título del Informe del Estado de la Población Mundial de UNFPA, el cual explica la transición mundial de la fecundidad, las múltiples tasas que hoy existen y las importantes diferencias que hay entre ellas.

 

Si bien, el tamaño de los hogares en el mundo se ha venido reduciendo con el tiempo, los hogares más pequeños están en lugares donde las mujeres tienen mayor capacidad de decisión y relaciones más equitativas, acceso a servicios integrales y de calidad en salud sexual y reproductiva, a la educación y al empleo.

 

Sin embargo, ningún país puede afirmar que todos sus grupos de población disfrutan de los derechos sexuales y reproductivos en todo momento; aún existen enormes brechas de desigualdad entre los países y al interior de ellos, que impiden a las personas tomar decisiones libres, autónomas y sin discriminación sobre el deseo de tener hijos, el número, el momento y el espaciamiento de los nacimientos.

 

El Informe, también aborda las principales barreras que tienen las personas para tomar decisiones y ejercer sus derechos sexuales y reproductivos que están relacionadas con factores institucionales, como el acceso a los servicios de salud de calidad, de educación, incluida la educación integral para la sexualidad y a marcos jurídicos; económicos porque la dependencia financiera, la economía del cuidado no reconocida y vinculada a roles de subordinación, así como la falta de opciones para conseguir un empleo digno y bien remunerado, limita la capacidad de las mujeres para tomar decisiones sobre su cuerpo; y sociales, los cuales se manifiestan en la perpetuación de patrones culturales que impiden a las mujeres tener autonomía sobre su vida sexual y reproductiva y otras esferas de su desarrollo personal.

 

Por eso, la garantía de los derechos humanos y los derechos sexuales y reproductivos es parte central del Informe. Así lo explica la Dra. Natalia Kanem, Directora Ejecutiva del UNFPA en el prólogo del documento «Al final, nuestro éxito no se basará en alcanzar lo que consideremos que es la fecundidad óptima. La verdadera medida del progreso son las personas, especialmente el bienestar de las mujeres y las niñas, el disfrute de sus derechos y la igualdad plena, y la posibilidad de tomar decisiones libres en la vida»

 

Por ejemplo, cuando una mujer tiene la posibilidad de evitar o retrasar el embarazo, y dispone de los medios para hacerlo, ejerce un mayor control sobre su salud y puede incorporarse o permanecer en la fuerza de trabajo remunerada y alcanzar su pleno potencial económico.

 

A partir de la celebración de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo en 1994, en muchas regiones del mundo se ha avanzado de forma considerable en materia de salud y derechos sexuales y reproductivos. La población conoce mejor tanto sus derechos como opciones y tiene más capacidad para hacerlos valer. «La transición histórica hacia tasas de fecundidad más bajas ha sido motivada por la voluntad de las personas de ejercer su derecho a decidir sobre su vida reproductiva y a elegir el número de hijos que quieren tener y en qué momento», señala el informe.

 

La fecundidad en Colombia

 

La tasa global de fecundidad nacional es de dos hijos(as) por una mujer en edad fértil. Sin embargo, ésta tasa varía de manera importante en los territorios, en el caso de Colombia se han clasificado los departamentos en cuatro grupos: el primero, donde la fecundidad es menor a 1,5 nacimientos por mujer; el segundo, que se caracteriza por una tasa de fecundidad entre 1,6 y 2,5 hijos(as) por mujer; en el tercer grupo de departamentos se presenta una tasa de fecundidad  entre los 2,6 y los 3,9 nacimientos, y el cuarto grupo está conformado por el departamento de Vaupés, donde se presenta una tasa superior a los 4 hijos(as) por mujer.

 

Así mismo, garantizar los derechos sexuales y reproductivos es fundamental cuando existen factores que afectan el poder de decisión de las personas, especialmente de las mujeres en edad fértil:

  • El 6,7% de las mujeres en unión de 13 a 49 años tienen necesidad insatisfecha en anticoncepción.
  • La edad mediana de la primera unión de las mujeres sin educación en Colombia es 18,8 años y con educación superior 25,3 años.
  • El 50,5% de los nacimientos en mujeres entre los 15 y 49 años no fueron planeados, el 21,3% no lo quería, y el 29,2% lo quería más adelante.
  • El 17,4% de las adolescentes (15 a 19 años) son madres o están embarazadas de su primer hijo(a)
  • Al 83,5% de las mujeres les ha hecho falta información sobre sexualidad (percepción de mujeres de 13 a 49 años)

(Fuente: Encuesta Nacional de Demografía y Salud, 2015)

 

Con miras a las realidades de los países y los principales retos que tienen para garantizar plenamente el derecho de las personas a decidir, el Informe ofrece recomendaciones concretas acerca de las políticas y los programas que podrían ayudar a cada país a aumentar las opciones reproductivas disponibles.

 

«Colombia tiene políticas sólidas como la Política Nacional de Sexualidad, Derechos Sexuales y Derechos Reproductivos, la cual prioriza el derecho de las personas a tomar decisiones informadas y autónomas sobre su sexualidad y reproducción; este marco normativo es una oportunidad para avanzar en acciones concretas que garanticen el acceso de todas las personas a los servicios integrales de salud sexual y reproductiva, educación integral para la sexualidad a lo largo de la vida, estrategias para eliminar las inequidades de género, promover el empoderamiento de las mujeres y las niñas, y prevenir cualquier violencia contra ellas. De esto depende que todas las personas, independientemente del lugar donde viven, la edad, el sexo, sus condiciones sociales y económicas, gocen del pleno ejercicios de sus derechos sexuales y reproductivos y en consecuencia del desarrollo de todas sus potencialidades», afirma Martha Lucía Rubio Mendoza, Representante Auxiliar del UNFPA en Colombia.

 


 

Descargue el Informe de Estado de la Población Mundial 2018 haciendo click aquí

 

Mayor información

Grace Montserrat Torrente

Asesora de comunicaciones

Teléfono: 4889000 ext. 108

Email: torrente@unfpa.org