Comunicado de prensa

En Colombia la enfermería es fundamental para superar los retos de Salud Sexual y Reproductiva - SSR - que enfrenta la población

12 Mayo 2020

A pesar de los esfuerzos del país en el mejoramiento de la salud y los derechos sexuales y reproductivos en las últimas décadas, persisten grandes retos para la prestación de estos servicios.

Bogotá, mayo 12 de 2020. En los últimos años Colombia ha realizado importantes avances en la reducción de la morbimortalidad materna; siempre teniendo la meta de cumplir la Agenda 2030. No obstante, en el país, como en muchos otros, existen dos situaciones extremas y simultáneas que representan un desafío en materia de cobertura, acceso y calidad en salud materna[1].

1) “Muy poco y muy tarde”, es decir, el acceso a servicios de salud de calidad es, en muchos casos, limitado y tardío, lo cual causa complicaciones de salud muy serias a las mujeres y una elevada mortalidad materna, especialmente entre las poblaciones más marginadas y rezagas (mujeres de poblaciones rurales y/o étnicas, con menores ingresos, sin cobertura de salud, o en contextos de crisis humanitaria).

2) “Mucho y muy pronto”. Las mujeres que logran acceder a estos servicios muchas veces enfrentan un exceso de intervenciones que en un alto porcentaje son innecesarias, como las cesáreas (44.4% en 2018)[2]. Esta situación supera el 10% recomendado por la Organización Mundial de la Salud para la reducción de los riesgos de enfermedad y mortalidad materna - neonatal[3].

En Colombia, desde el año 2018, la Resolución 3280 reconoce la importancia de la enfermería en diferentes procesos de la atención en Salud Sexual y Reproductiva, incluyendo la de parto de baja complejidad, para la cual se señala que las/los profesionales en enfermería deben acreditar formación específica en atención de partos de baja complejidad en pregrado, postgrado o formación continua.

Una de las estrategias globales para mejorar la salud materna es incrementar la inversión en la educación, la reglamentación y el apoyo a profesionales dedicadas/os de manera exclusiva a atender las necesidades en Salud Sexual y Reproductiva (anticoncepción, asesoría en infecciones de transmisión sexual (ITS), prevención atención de violencias atención a preconcepción, gestación parto y postparto), incluyendo la atención del parto de baja complejidad[4].

Las y los profesionales que reciben una educación acorde con las normas internacionales y cuentan con un entorno de atención apropiado, podrían proporcionar más del 87%[5] de todos los servicios en SSR; evitando más del 80% de todas las muertes maternas y neonatales[6]. Para lograr este avance son necesarias la  aprobación, la reglamentación, la regulación, la integración plena en los sistemas de salud y un trabajo en equipo inter-profesional.

Hoy, celebrando 100 años de la enfermería en Colombia, y siendo las mujeres en mayor medida quienes conforman este gremio, grupo ocupacional más grande del mundo en el sector de la salud (aproximadamente el 59% de profesionales), hacemos un llamado para que se incremente la inversión en enfermería especializada en Salud Sexual y Reproductiva, así como en atención obstétrica.

Lo anterior es clave para contribuir al cumplimiento de la Agenda 2030, la cual busca no dejar a nadie atrás. En ese sentido, los y las enfermeras aportan al alcance de los Objetivos de Desarrollo Sostenible[7], no sólo en el ODS 3 “Salud y Bienestar” y el ODS 5 “Igualdad de género”, sino también, entre otros, al acceso a la educación y a la reducción del hambre y la pobreza.

El UNFPA felicita la labor de las facultades de enfermería y de sus egresadas/os y las insta para que con su trabajo sigan facilitando la materialización de la agenda de Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Mayores informes

Diego Muñoz

Asesor de Abogacía y Comunicaciones

Fondo de Población de las Naciones Unidas - UNFPA  Colombia

dmunoz@unfpa.org

Cel: 301 398 76 24

 

[1] The Lancet, series on midwifery: Beyond too Little too late and too much too soon (October 2016) https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(16)31472-6/fulltext

[2] Departamento Nacional de Estadísticas (DANE) Estadísticas Vitales 2018

[3]Declaración de la OMS sobre la tasa de cesárea, Organización Mundial de la Salud (2015) https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/161444/WHO_RHR_15.02_spa.pdf?sequence=1

[4] Herramientas para el fortalecimiento de la partería profesional 2a edición: Lineamientos para Tomadores de Decisiones y Planificadores para Fortalecer la Regulación, Acreditación y Educación de las Parteras Profesionales. Organización Panamericana de la Salud, 2010,  http://www.clap.ops-oms.org/publicaciones/clap1578.pdf

[5] [1]Las parteras en el Mundo: Hacia el acceso Universal a la salud, un derecho de la mujer. Fondo de Población de Naciones Unidas, 2014.  https://www.unfpa.org/sites/default/files/pub-pdf/SoWMy2014_complete-Spanish.pdf

[6] Renfrew et al. 2014. Midwifery and quality care: Findings from a new evidence-informed framework for maternal and newborn care. Lancet. 384:1129-4

[7] Estado Mundial de Enfermería 2020. Organización Mundial de la Salud https://www.who.int/publications-detail/nursing-report-2020