Noticias

16 Historias Inspiradoras por una Vida Libre de Violencias - Día 3

27 Noviembre 2019

"La foto en la cual se basó esta ilustración es una foto que me gusta mucho, por su significado. Mostrar el amor más allá del dolor amándome tal y como soy con mis cicatrices porque ésta es la que soy cada día en proceso de transformación".

 

Me llamo Patricia Espitia, para mí es importante mostrar el amor más allá del dolor. Fui atacada con agente químico hace 13 años. He tenido que enfrentar más de 45 cirugías desde entonces y superar varios retos de mi vida, como ser sobreviviente de cáncer y haber perdido perdí a mi hija. 

Como yo, existen en Colombia más de 800 mujeres sobrevivientes a ataques con agente químico, que a diario enfrentan retos en términos de salud mental y física; justicia, trabajo y educación. A pesar de las dificultades, estoy elevando con más fuerza las voces de todas las sobrevivientes con el fin de continuar generando acciones para el restablecimiento de nuestros derechos y la prevención del delito de ataques con agente químicos.

A partir de la experiencia de varias mujeres que sobrevivieron a ataques con agente químico, y el deseo de renacer a partir del dolor vivido, nació la organización Kintsugi, en la que trabajo por defender, promover y aportar a la protección y garantía de los derechos de las mujeres sobrevivientes de estos ataques o quemaduras con otras sustancias. Esto lo hacemos a través de la articulación con organizaciones, empresas e instituciones sociales.

Buscamos mejorar su calidad de vida, integridad y el bienestar real de las sobrevivientes, entendiendo las particularidades, retos y potencialidades de cada una. Valorando la voz de todas y respetando sus procesos desde principios de colectividad y la sororidad.