Comunicado de prensa

Las mujeres, adolescentes y niñas no son un objetivo, proteger su salud sexual y reproductiva sí lo es

19 Agosto 2017

Mensaje de UNFPA Colombia

Día Mundial de Asistencia Humanitaria
19 de agosto de 2017

Miles de mujeres han sido afectadas de manera directa por el conflicto armado en Colombia, muchas de ellas vivieron situaciones de violencia sexual, embarazos forzados, acoso sexual, prostitución forzada, aborto forzado, convirtiendo su cuerpo en un objetivo de guerra de distintos grupos armados.

Cada día 400 mujeres fueron víctimas de algún tipo de violencia sexual entre el 2010 y 2015. Aquellas entre los 15 y 24 años fueron principalmente afectadas por situaciones como el acoso sexual y embarazo forzado, y las de 25 y 34 años por aborto forzado, prostitución forzada y violación, según los resultados de la “Encuesta de Prevalencia de Violencia Sexual en contra de las Mujeres en el Contexto del Conflicto Armado Colombiano 2010 – 2015”, que presentaron 14 organizaciones en el marco de la campaña “Violaciones y otras violencias: Saquen mi cuerpo de la guerra” el 17 de agosto en la ciudad de Bogotá.

El Fondo de Población de las Naciones Unidas -UNFPA- ve con preocupación esta realidad que es clave para la construcción de paz. Los retos no son menores, si se tienen presente los riesgos de violencia sexual que mujeres, adolescentes y niñas enfrentan en contextos de crisis humanitaria, así como las desigualdades y barreras de acceso a servicios que deben garantizar sus derechos sexuales y reproductivos.

Por eso, proteger la salud sexual y reproductiva de las mujeres en contextos humanitarios es un objetivo que se traduce en el acceso a servicios esenciales enfocados en prevenir y atender las situaciones de violencia sexual, embarazos, partos, abortos e infecciones de transmisión sexual para salvar vidas.